lunes, 10 de junio de 2024

No existe

El hombre que no existe trabaja en un trabajo que no existe. Muchas veces se frustra, pues con el sueldo que no existe, aporta lo que no existe para su casa que no existe.

Entonces, se promete y somete a una meta que no existe (porque ahí está la felicidad que no existe), para obtener y recuperar lo que no existe.

Una noche espectacularmente estrellada que no existe, un fantasma viene a espantarle su sueño que no existe, encontrándose, en cambio, al hombre que no existe escribiendo sobre lo mucho que su amor existe para la mujer que no existe.

Inspirado por El hombre imaginario de Nicanor Parra

16 comentarios:

  1. Hola, Julio David.
    ¿Vivimos en una mentira? La del sustento que mercadea entre necesidades y frustraciones. Sueños naufragados plagados de anhelo. Y una continua lucha por subsistir.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderBorrar
  2. En no existiendo, desarrolla su existencia.

    Abrazo.

    ResponderBorrar
  3. 1/0= amor infinito.
    Para ser tan negado, era bastante amoroso.
    Abrazooo

    ResponderBorrar
  4. La existencia es parte de la relatividad

    Buena semana 👍

    ResponderBorrar
  5. Es bellísimo...todo, pero el final, preciosísimo !!! Ojalá ella se materialice, aunq sólo sea para recibir todo ese amor. Un besito! ...es q un abrazo fuerte después de esto, no queda bien ; )

    ResponderBorrar
  6. La no existencia es todo un misterio.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  7. Quizá solo somos sueños de seres que ni imaginamos...
    Saludos.

    ResponderBorrar
  8. jajaja me ha gustado la paradoja. Me ha hecho reflexionar y creo que en realidad lo que no existe, existe. Solo es cuestión de fe; porque... la fe existe no? o...
    Un fuerte abrazo Julio David :)

    ResponderBorrar
  9. Debe haber mucha gente viviendo esa misma vida je. Saludos!

    ResponderBorrar
  10. Jjajaja qué buena reflexión haces. Nada existe. Ni la felicidad. Ni un buen sueldo. Ni la mujer. Ni los sueños. Estamos en un mundo que es irreal. Todo es mentira.

    Me ha gustado lo que has escrito.

    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  11. Esa última frase es realmente genial.

    Paz

    Isaac

    ResponderBorrar
  12. Sin embargo, en tu mente si existe... Eso está claro...
    Un saludo, amigo

    ResponderBorrar
  13. Menos mal que por lo menos existieron los dos tés con que brindamos el otro día. :)))))
    Te leí al instante, y disfruté con tus reflexiones. Y sobre todo valoré que a esas primeras horas mías de lectura, tuviese algo de calidad que compartir.
    De hecho inicié un correo de respuesta, pero poco después los avatares de la vida, que haberlos hailos, me llevaron por otros derroteros de ocupación... :)))))
    Un abrazo Julio.

    ResponderBorrar
  14. Describes muy bien esa existencia inexistente.
    Abrazo que si existe

    ResponderBorrar
  15. Lo bueno: que las penas no existen.

    Besos.

    ResponderBorrar
  16. Ninguno de nosotros existimos hasta que no pensamos en que no existimos, entonces dejamos de no existir para seguir existiendo.

    Saludos,
    J.

    ResponderBorrar

El COMENTARIO ESTÁ SUJETO A MODERACIÓN